EXCELENCIA GASTRONÓMICA

El Gran Hotel Alameda estrena carta

  • Incorpora nuevos platillos entre sus especialidades
  • Fusión de la buena cocina mexicana y española
  • Bacalao fresco, Chicharrón de Pulpo, Gazpachos…
2018-05-04

Aguascalientes

Aguascalientes, Ags.- Cuando de comer bien se trata, en cada ciudad hay lugares de referencia. No hay duda de que en Aguascalientes uno de esos lugares que no pueden dejar de visitarse es el Gran Hotel Alameda, con décadas de tradición por contar con la mejor cocina. Entraría en lo que los americanos clasifican como “the best in town”, es decir, lo mejor del lugar.

Hace unos días, al salir de un desayuno de negocios en el hotel, el Capitán me preguntó si ya conocía la nueva carta. La sorpresa resultó muy grata, pues además de mantener platillos ya clásicos del Gran Alameda, muchos de los cuales son creaciones propias, incorporaron ahora nuevas sugerencias.

Después de aquel desayuno, los he visitado en otras ocasiones, con un cierto espíritu aventurero por conocer los nuevos platillos de la carta; y en todos los casos he comprobado que la fama gastronómica está bien ganada. La nueva carta combina platillos muy clásicos de la cocina mexicana con otros de la buena cocina española y de la universal.

Una de las veces pedí el Bacalao Fresco a la Bilbaína. En México, por la Navidad, es muy usual consumir el bacalao seco, así que me esperaba algo parecido. El que se ofrece en la carta es bacalao fresco en trozos grandes que resulta menos conocido en nuestro país, pero que es más rico en nutrientes, jugoso y de mejor sabor que el pescado seco y salado.

Gazpachos, para cuando el calor arrecia

Como entradas, incorporan ahora dos gazpachos muy recomendables cuando el termómetro sube. Tienen el clásico Gazpacho Andaluz, rojo a base de jitomate y pepino, con la novedad de que hay también un Gazpacho Blanco hecho a base de almendras y aderezado con uvas. Ambos resultan excelentes.

Aquéllos que prefieren una sopa caliente encontrarán en el menú dos clásicos de clásicos: la Sopa Campesina (flor de calabaza, granos de elote, rajas poblanas y tiras de tortilla tostada) y la insustituible Crema de Olivas, tan andaluza ella.

Para los que extrañan las delicias marinas, hay un platillo muy bien logrado y con alta aceptación: el Chicharrón de Pulpo.

Por su parte, los hispanófilos se van a sentir en su Asturias Patria Querida con la Fabada; y qué decir de los postres tan castizos como las Islas Flotantes, la Leche Quemada o los Churros con Chocolate. Para los tradicionalistas, está la Teja de Almendra con Helado.

Quienes visiten nuestra ciudad de seguro encontrarán calidad Clase Mundial. Por algo, el Gran Alameda permanece en el selecto grupo considerado como los “Tesoros de México”, una distinción que exige alta calidad, y excelente atención.

SÍGANOS
Facebook
Linkedin
twitter