ANTE LA INICIATIVA DE GRAVAR LAS REMESAS

Llevaría, al menos, 23 años de impuesto a las remesas financiar el muro

  • Son varias las sugerencias sobre cómo allegarse recursos para hacer viable su construcción
2017-02-08

Aguascalientes

Aguascalientes, Ags.- El muro, como era de suponer, sigue dando de qué hablar. Fue una de las primeras promesas de campaña de Trump, y los republicanos no quitan el dedo del renglón para su construcción en la frontera entre México y los Estados Unidos.

Allende el Río Bravo, las sugerencias para financiar la construcción del muro han sido varias: fijar un impuesto a las remesas, encarecer el costo de las visas e imponer aranceles a los productos provenientes de México.  Tan sólo hace unas horas, cobró fuerza la idea de echar mano de las remesas, cuando el legislador republicano por Alabama Mike Rogers informó que presentará un proyecto de ley para que se cobre un impuesto del 2% a los envíos de dinero de migrantes mexicanos.

El congresista dijo que las remesas que se envían a México desde los Estados Unidos ascienden a 30 mil millones de dólares al año y que por ellas se recaudarían mil millones. Las apreciaciones de Rogers no son del todo correctas. En 2016, llegaron a México por este concepto 26 mil 970 millones 282 mil 800 dólares. El 2% de esta cantidad son 539 millones 405 mil 656 dólares.

En el supuesto de que las remesas de los migrantes a México mantuvieran su ritmo del 2016, se requerirían de 23 o hasta 48 años para financiar con ellas el muro, según las diversas estimaciones realizadas a la fecha sobre cuánto pudiera costar.

Hace unos días, el líder de la mayoría republicana en el Senado de los Estados Unidos, Mitch McConnell, estimó que el muro costaría entre 12 y 15 mil millones de dólares. Pero hay quienes lo sitúan hasta en 25 mil millones de dólares.

Construir un muro fronterizo no es un asunto nuevo en los Estados Unidos. En los tiempos de George Bush hijo, se levantó una cerca a lo largo de 670 millas que costó 2,400 millones de dólares y sirvió para proteger una tercera parte de la frontera con México. Los expertos dicen que ese es uno de los terrenos menos costosos para construir ese tipo de obra.

En mayo del 2015, el encargado de la patrulla fronteriza reconoció que construir esa cerca “ha sido mucho más caro de lo que esperábamos cuando la iniciamos y fue mucho más difícil”. Hace dos años, algunos legisladores aceptaron haber aprendido que sería una pérdida de dinero del contribuyente estadounidense completar esa cerca en los términos originalmente planteados y que sería mejor destinar los recursos a tecnología que permita tener una frontera más segura.

Un muro es ineficaz en áreas poco pobladas

Datos de la Oficina de Contabilidad Gubernamental de los Estados Unidos, correspondientes al año 2009, revelan que construir una milla de cerca en la frontera con México costaba entre 2.8 y  3.9 millones de dólares. Ello, si se trataba sólo de levantarla sin tomar en cuenta los factores topográficos, los costos laborales, el costo de indemnización de tierras, el equipo de vigilancia y el costo de la logística de transporte en áreas con difícil acceso. Resulta, sin embargo, que en las secciones más difíciles cercanas a San Diego, el costo subió a 16 millones de dólares por milla.

En campaña, Donald Trump insistió en que construiría “un gran muro (y nadie construye mejores muros que yo, créanme…”), pero expertos en migración dicen que es inútil levantar uno en aquellas regiones cuyas condiciones naturales impiden por si solas que la gente cruce. Destacan el hecho de que los muros fronterizos son útiles en áreas densamente pobladas, como sucede en Israel y como aconteció en Berlín, pues dificultan a las personas el paso por 5 o 10 minutos, lo que es una ventaja para quienes patrullan; sin embargo esos minutos de poco sirven en áreas remotas. Destacan también que en el caso con México, la infraestructura que se ha levantado a la fecha ha servido porque está en áreas pobladas.

El mismo John Kelly, quien fue nombrado por Trump para encabezar el Departamento de Seguridad Nacional, reconoció en su testimonio ante el Senado que “una barrera física no hará el trabajo… Si se construye un muro, aún será necesario reforzarlo con patrullaje humano, con sensores y con tecnología de observación”.

Cuánto costaría el muro

Los expertos estiman que construir el muro que falta a lo largo de 1,300 millas pudiera costar entre 15 mil y 25 mil millones de dólares, pues algunos tramos difíciles exigirían una inversión de hasta 16 millones de dólares por milla.

A ello hay que añadir el costo de su mantenimiento, que se estima en 750 millones de dólares al año. Además, habría que reforzar con la vigilancia de agentes fronterizos, lo que implica sumar otros 1,400 millones de dólares al año. Pero ahí no acaba, se necesitaría de un presupuesto para reparación y reemplazo de material con el paso de los años. Y también habría que colocar cámaras, pues a decir de  los expertos, construir una barrera y no instalar en ellas cámaras,  de nada serviría ya que no hay manera de saber cuándo alguien la está escalando.

Así que es de esperar que en los próximos meses y años, el tema del muro dé aún mucho de qué hablar en cuanto a los costos y ventajas para un gobierno que está empeñado en construirlo.

SÍGANOS
Facebook
Linkedin
twitter